jueves, 26 de mayo de 2011

Sonríe.

Sigo un rumbo simple, en el cual, como en todos los casos me encuentro con piedras gigantescas y otras que no me cuesta nada saltar.
Las grandes, me hacen sudar, llorar y perder la esperanza de no poder acabar mi rumbo...pero cuando logro saltarlas, aunque sea con ayuda de otros, me siento realmente bien...y esa sensación me gusta.
Podría cojer y decir:
- Oye, no tengo ganas de nada, ya me he rendido, ya estoy cansada, esto es estúpido.
Sí, podría decirlo, pero hay  algo en mi que dice...¿Porque?, ¿Porque estas cansada?, la vida te trae muchos acontecimientos y lo mismo que ahora te sientes desgraciada, tal vez, dentro de una temporada seras la mas afortunada del universo...y sonríes.
Esa sonrisa tan especial que aparece en ocasiones en tu rostro, que  te da fuerzas para saltar mas y mas alto y te ayuda a superar a la piedra, te sientes grande, poderosa....es bonito.
Bueno, tal vez toca sonreír y esperar que la vida sea justa y  nos entregue a cada uno lo que nos pertenece y merecemos.
Sonríe, sonríe, sonríe, vuelve a sonreír y plantale cara a tus problemas.

2 comentarios:

  1. La vida tiene momentos altos momentos malos, pero siempre tenemos que salir adelante, buscarle la parte positiva a las cosas y sonreír siempre, pero sonreír porque nosotros realmente queramos sonreír, porque no siempre vas a sonreír y ser feliz, porque todo sería muy monotono ahora, hay que disfrutar todos esos momentos como si fueran los últimos, porque no hay nada más bonito que la sonrisa de alguien a quien quieres! me encanta palma TEQUIERO!

    ResponderEliminar
  2. Que razon tienes...por eso mismo tú siempre debes de sonreir.
    TE QUIERO PEQUEÑA.

    ResponderEliminar