sábado, 9 de octubre de 2010

De verdad.

Necesito estar una de esa mañanas soleadas, en la orilla de un pequeño riachuelo, con los pajarillos revoloteando por el cielo y cantando bonitas canciones de amor, mientra yo te cojo de la mano con fuerza para que nunca te vayas de mi lado y beso tus dulces labios para que nunca puedas olvidarte de mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario